Listen
Pause

8 claves para una mejor difusión musical.

Tops8 claves para una mejor difusión musical.

8 claves para una mejor difusión musical.

Durante mucho tiempo se ha debatido sobre cuál sería la mejor forma de distribuir tu proyecto a escala nacional e internacional, diferentes estrategias para crear interés y el mito de una industria musical sostenible en el país.

La mayoría de veces exponemos la “falta de cultura” y de inversión en el país y hasta tachamos de “ignorantes” al público por la falta de consumo y asistencia.

Pero…. ¿Qué podríamos hacer para mejorar nuestro alcance como cantantes, bandas y artistas en general?

A continuación, unas cuantas que considero primordiales, pero que no pretenden ser una tableta de mandamientos o una lista definitiva.

1) Press Kit y luego existo.

E-book de Paul Lennar

Los medios de comunicación, en especial los tradicionales, manejan un standard de calidad para compartir y publicitar contenidos.

Si les envías un archivo de Word o con una redacción ambigua y faltas ortográficas, es más que seguro que no serás publicado y tu imagen quedará fichada como no profesional.

Escribir un press kit profesional te ayudará no solo a esto sino también a que medios, festivales, conciertos y promotores que deseen incluir tu información o hacer un post para redes lo hagan de manera clara y concisa.

Invertir en este rubro asegurará que la información que circule de tu proyecto sea la que tú elijas y no se cometan errores en los nombres de tus integrantes, género musical o se altere tu identidad visual.

2) Roadie or die.

Roadie detrás del escenario

Muchas personas se han topado con su banda favorita al azar o atraídos por el buen sonido en vivo en un show.

Esto es un factor determinante y una carta de presentación. No hay nada peor que escuchar el comentario: “En vivo no suenan bien”.

Un asistente técnico para configurar tu sonido, instrumentos, ubicación, orden de los pedales, entre otras cosas, llevará tu show en vivo a nuevos niveles. Y si, contratar un profesional sería lo ideal, pero también puede ser costoso en caso de no contar con los recursos.

Es aquí donde entra tu parte en estudiar, asesorarte, descargar talleres o capacitarte para que puedas tener control y conocimiento en este campo.

Recuerda que tu cadena de sonido será igual al peor de sus elementos y un cable barato, una guitarra descalibrada o una pobre amplificación te puede sacar del juego.

3) Subirse al tren del algoritmo.

La banda Maneskin se volvió viral gracias a Tik Tok

Ser un ermitaño y querer ganar seguidores y oyentes a tu música son elementos contrarios en la actualidad.

La lucha por sobresalir es contra el algoritmo y estar al tanto de este te puede ayudar a posicionar tu material con tendencias y bases de escuchas de miles de personas.

Utilizar hashtags, contar con fotos en buena calidad, interactuar con tus seguidores y sobre todo entender las redes sociales como una herramienta de trabajo complementaria para no morir en el anonimato o la burbuja de tu grupo de amigos.

Así que, si quieres que tu proyecto sea compartido en los tops anuales de Spotify o en recopilatorios de lo más destacado del año es hora de subirse al tren del algoritmo ya que este no se detiene nunca.

4) Fans destacados, proyectos destacados.

Listening Party de The Marías

En el camino musical empezarás a divisar a los seguidores más fieles de tu trabajo.

A quienes compren entradas anticipadas, tu merchandising, comenten tus posts, los compartan, te mencionen y sobre todo que se sientan comprometidos con lo que haces.

Identificarlos y brindarles un trato preferencial que los incluya en cada paso comercial que des puede ser un punto a tu favor.

Encuestas, preguntas puntuales, focus groups, meet and greets, listening parties, son estrategias que recompensarán a tus seguidores al incluirlos de manera más cercana y te brindarán datos de primera mano en el caso que necesites tomar decisiones sobre una fecha de lanzamiento, campañas de crowdfounding, ruedas de prensa, entre otras.

5) Saca, aprende y sorprende.

Merchandising resultante de la polémica con Residente

Ser hater o prejuicioso con las tendencias o con géneros musicales populares no hará que tu música sea mejor o suba en los rankings.

Observar la escena musical como un todo que incluye modelos de negocio, estrategias, sonoridades distintas, vestuario, audiovisuales y más, puede brindarte un aprendizaje sobre lo que puede o no contribuir a la promoción de tu proyecto.

Puedes aplicar la estrategia comunicativa de Rimas, la disquera de Bad Bunny, las promociones de discos interactivos como Donda de Kanye West, el concepto y dirección de arte de los videos de Doja Cat o transformar escándalos en opciones de merchandising como hizo J Balvin en su polémica con Residente.

Tu mente será la que te encierre o abrirá más alternativas sin sacrificar tus principios, conceptos y convicciones.

6) Mi poder en la constitución.

Jenny Villafuerte ganó fondos concursables en 2015

La profesionalización del arte implica estudiar, cumplir y exigir las leyes sobre arte, cultura y patrimonio.

Conocer las bases sobre fondos públicos concursables, registro de propiedad intelectual, normativas de seguridad para eventos o impuestos al área cultural, son casi obligaciones si lo que deseas es abarcar y generar ingresos en el medio que te desenvuelves.

Si estos temas son muy problemáticos o simplemente quieres dedicarte a la parte creativa puedes contratar o asesorarte con un profesional en leyes o gestión cultural.

No te descuides, ya que no tener un registro en el RUAC, no poseer los derechos de tus temas o no tener facturas te puede alejar de obtener financiamiento estatal, vender tus temas a campañas publicitarias o no formar parte del line up de un gran concierto.

7) Un conductor designado.

Brian Epstein, manager de The Beatles

Si bebes no manejes y si cargas muchos instrumentos tampoco lo hagas. Si no tienes tiempo de organizar tu arte y algunos de los puntos anteriores, la solución es designar un manager o representante.

Este puede ser un miembro de la banda, alguien cercano o solicitarlo a una agencia de publicidad o marketing empresarial si cuentas con el presupuesto.

Delegar tu trabajo a un profesional o capacitarte para asumir esa responsabilidad es una decisión importante.

La carrera musical es muy costosa y arriesgarte a que tu inversión esté desprotegida puede arruinar tus planes.

Utilizar tiempo de ocio para aprender e investigar puede ser el primer paso con canales de YouTube, talleres en línea o documentales.

8) Nuevas narrativas, nuevas ideas.

Canción de radiohead basada en 1984 de G. Orwell

Recursos limitados, proyectos limitados, esto no solo se refiere a lo económico sino también a la creatividad.

Existen miles de maneras de hablar de temas de amor, tristeza o felicidad.

Tal vez un libro, una película, una biografía o un disco de una generación pasada a la tuya pueda aportar a incrementar tu campo de acción, añadir un nuevo léxico a tus escritos, o un refuerzo fundamentado a lo que deseas expresar.

Salir, viajar, y encontrarse con uno mismo para llenar tu estanque con nuevas ideas son otras alternativas para refrescar pensamientos y añadir elementos valiosos a tu proceso creativo.

Mientras más extenso tu bagaje, más opciones para elegir el tono de tu guitarra, la velocidad de la pista, diferentes armonizaciones en los coros, e infinidad de historias, temáticas y estilos a tu interpretación.

Recuerda que no se trata de copiar o inventar algo nuevo sino de imprimir tu identidad y personalidad en el resultado final.

Luego de revisar estas sugerencias, te darás cuenta que no son absolutas y que al final del día eres tú quien toma las decisiones finales de a dónde quieres llegar, frente a qué público quieres presentarte y de qué manera quieras comunicar tus ideas.

Dedicar minutos al día a navegar y profundizar en expandir tu campo de acción es un viaje muy divertido y de ocio creativo. ¿Y tú practicas alguna de estas alternativas?

Contacto: jimmysaenzdeviteri@musicagye.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top